miércoles, 23 de abril de 2014

Constantina. Tarde de Magia y Desvelo en la Hermandad de la Amargura.

http://4.bp.blogspot.com/-ylN46j_QZ0Q/U1WJJ3djqdI/AAAAAAAAKQI/wBVYZohwWP4/s1600/1669650_877840822243019_6514414758183650763_o.jpgComo un niño en una noche de Reyes, los hermanos que formaban las filas del cortejo iban llegando para la Misa Preparatoria de Nazarenos de la Parroquia. Este año, la tranquilidad de un sol radiante era la protagonista y los nervios solo se hacían latentes por lo que habría de venir instantes después.
Culminada la Eucaristía, empezó a formarse el cortejo que acompañaría al Santísimo Cristo de la Humildad y Paciencia. Abriéndose las puertas de Santa María de la Encarnación a eso de las seis y cuarto, salía la cruz de guía llevando consigo los recuerdos de los hermanos que, por una u otra causa no estaban físicamente este año pero que, sin duda alguna, todos iban con nosotros.
Padrenuestro calló a la Plaza y este año sí le brilló la espalda al Cristo del Aceite cuando salió a su pueblo. Como viene acostumbrándonos la cuadrilla, el paso de misterio arrasó Llano del Sol con una única pero interminable chicotá bajo los sones de la Agrupación Musical del Santísimo Cristo de la Misericordia de Lepe.
Cuarenta y cinco minutos después, mientras el Señor iba en busca de sus abuelos, Nuestra Señora de la Amargura se ponía en la calle para pasear con una elegante finura por las calles de su pueblo. Con un cuidado repertorio, la Banda sevillana de Nuestra Señora del Sol fue paseando a la Madre y Señora, dirigiéndose hacia la casa donde sus hijos rezan bordando y donde, en esa tarde, comenzó a llover. Lluvia de pétalos para su Madre caían desde los balcones desde el Taller de Bordados bajo sones de Macarena de Abel Moreno, en recuerdo de aquella tarde macarena de enero, en la que nuestra Hermandad alcanzó la indulgencia plenaria en la Basílica de la Reina de San Gil.
Nuestros Titulares siguieron el itinerario previsto, adentrándose en su barrio y Constantina y su gente se hizo testigo de ello. Pasaron Mártires y llegaron a la Alameda. El nerviosismo se acentuaba y la gente era consciente de ello. Arropados por sus devotos, constantinenses y foráneos que acudieron a la cita de Domingo de Ramos, el Cristo de la Humildad y Paciencia y su Madre llegaban a la calle Feria, punto cumbre por excelencia de toda la cofradía. El Señor pasó y para el vecino más antiguo de Constantina cayeron flores espontáneas. 
Y llegó la Señora. Vaya si llegó. No había silencio en la calle pero tampoco hacía falta. Los fieles le chillaron guapa a la Madre de la Amargura, le gritaron vivas a la Reina de los Cielos y todos juntos entonaron la Salve mientras lloraban flores y flores desde los balcones. Cuando parecía todo terminado, el paso se levantó a pulso con un solo de trompeta. Acto seguido arrancó de forma majestuosa y más flores para Ella salieron desde las azoteas de su barrio. Los piropos a la Virgen continuaron por toda la calle hasta que una última petalada puso el broche de oro a la que es su calle y a la que habrá de esperar un nuevo año para que Nuestra Señora de la Amargura la colme de bendiciones. 
Mientras el Cristo del Aceite iba ganando los primero metros de Alférez Cabrera, Nuestra Señora de la Amargura saludaba a sus Hermanas de la Doctrina Cristiana, al mismo tiempo que sonaba Amarguras en la plaza que lleva su nombre. 
Sobre las once de la noche, el paso de misterio se hacía con Llano del Sol de nuevo, con unas portentosas chicotás, con las que reviró, se despidió de su pueblo y entró, dejando atónitos a los presentes. Una hora más tarde asomaba el palio entre naranjos, con exquisita elegancia. Se hacía el silencio en una plaza abarrotada. Llegó la revirá para enfilar hacia el dintel de la Parroquia. Tras varias saetas procedentes de  sus devotos, sonaba la marcha Margot de Joaquín Turina. Pero lo hacía de una forma distinta. Tras varios acuerdos con la Banda del Sol, por primera vez en la historia de las cofradías de Sevilla, se interpretaba esta composición tal y como fue compuesta por el autor para la ópera, en la que se introduce una saeta cantada, pieza a la que puso voz nuestra hermana y ganadora de la penúltima edición de Se Llama Copla, María Espinosa. Tras esto el flautín de Reina de Triana ponía el final a una Estación de Penitencia de ensueño, repleta de alegría, encanto y mucha emoción.
Para este año ha habido varios estrenos en la cofradía: se estrenaba la Cruz de Guía que se realizara por
varios hermanos de la Corporación, aprovechando penachos que se usaran en su tiempo en el paso de palio. Obra que aún no está conclusa y que veremos terminada el próximo año. Igualmente, se estrenaba el faldón delantero del Paso de Misterio, obra del Taller de Bordados de la Hermandad y en el que se aprecia el escudo primitivo de la Corporación. En el paso de palio, se han estrenado unos nuevos juegos de candelabros de cola, obra de Orfebrería Andaluza, que han sustituido a los faroles de cola que hasta el momento procesionaran y que han sido adquiridos por la Hermandad de la Vera-Cruz de Badajoz. Asimismo, el palio lucía unos juegos de candelabros de guardabrisa, cedidos por la Hermandad de San Sebastián de Lora del Río y que se colocaron a ambos lados de la Virgen. En la delantera del paso, como ya anunciamos en su día, se ubicó la reliquia de San Diego de San Nicolás que, como patrón de la Sierra Norte, se decidió que nos acompañara en este año del Cincuentenario de la Virgen de la Amargura. Del mismo modo, Nuestra Señora de la Amargura lucía por vez primera la Medalla de Oro de la Ciudad de Constantina y el fajín de Teniente General que le fuera donado hace unos meses. Como curiosidad, el paso lucía el mismo exorno floral que lo adornara en la Salida Extraordinaria del veintiséis de julio de mil novecientos noventa y siete, año de júbilo, al igual que este, para la Hermandad. 
No queremos terminar sin agradecer a todos los que hacen posible que nuestros Sagrados Titulares luzcan de esta manera tan espléndida por las calles de su pueblo. A todos vosotros, agradecer vuestro esfuerzo, ahínco e ilusión. Ahora nos toca continuar disfrutando de toda la vida de Hermandad, que no es poca, de todo el año, en especial, de los actos del Cincuentenario que quedan por venir.


Si deseas comunicarte conmigo, agregar algo a éste artículo, exponer tu opinión en privado o sugerirme temas sobre los que hablar no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de churre_s_peinado@hotmail.com. Gracias.

No hay comentarios: